Tronco de Navidad

tronco de navidad

Tronco de Año Nuevo

 

tronco navidad

Tronco de Navidad

 

 

Ingredientes para la masa:

3 huevos

Harina ( una taza de café)

Azúcar ( una taza de café)

Un sobre de levadura Royal

Ingredientes para el relleno:

Nata para montar (200ml)

Agua, azúcar y unas gotas de licor para bañar el bizcocho

Cobertura:

1 pastilla de chocolate para postres

Nata ( la misma cantidad que de chocolate)

 

Elaboración:

Bizcocho

Batir las claras a punto de nieve y añadir las yemas, también batidas, incorporamos  el azúcar y mezclar. Después añadimos la harina y la levadura y batimos con batidora de varillas  hasta obtener una masa esponjosa. Ponemos la masa resultante en una bandeja ( previamente forrada con papel de horno) Introducimos la bandeja en el horno, precalentado,  y horneamos entre 6-8 minutos a 200º  hasta que coja color, esa masa sube muy poco (no os pongáis a wasapear y ¡vigilad que no se queme!)

Cuando el bizcocho esté frío, despegar el papel y colocar sobre papel limpio.

masa tronco

Relleno

Hervimos agua, azúcar y licor (al gusto) para hacer el baño, cuando esté tibio bañamos el bizcocho.

Añadimos el relleno ( nata montada y azúcar, crema pastelera, trufa etc… lo que más nos apetezca) sin llegar a los bordes.

massa

Ahora tenemos que enrollar el bizcocho ayudándonos con el papel, estirándolo a la vez que enrollamos para que quede apretadito. Una vez hecho un rollo lo metemos al congelador (2-3 horas mínimo) para que podamos untar la cobertura exterior sin arrastrar el bizcocho.

Sacamos del congelador, colocamos en una bandeja y recortamos las puntas, podemos utilizarlas para dar forma a nuestro tronco y colocarlas a los lados o encima, usando la cobertura de chocolate como pegamento.

tronco para relleno

Una vez elegida la forma que tendrá nuestro tronco aplicamos la cobertura de chocoltroncoate, que habremos preparado calentando la nata con un poco de azúcar hasta que comience a hervir, entonces apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado y removemos bien para que no queden grumos. Se deja enfriar y se aplica  con una espátula cubriéndo toda la superficie.  Después,  con un accesorio dentado, cuchillo de sierra o tenedor, dibujamos surcos que imiten la corteza del tronco de un árbol.

 

 

Decoramos como más nos guste y lo reservamos en el frigorífico hasta la hora de servir

( ¡Acordaos de que estaba congelado, hay que servirlo frío, no congelado…, tampoco es cuestión de que nuestros invitados se dejen los dientes!)

Et Voilà!

Buen provecho y Feliz Año Nuevo

 

yoli-cook2

 

 

Deja un comentario